martes, 3 de abril de 2012

EL FUTURO DE LA EDUCACIÓN




3 comentarios:

  1. El mecenazgo, como sucedió a principio del s.20, con las escuelas Aguirre (en Cuenca) fue una solución. Lo que el gobierno era incapaz de hacer lo hicieron gente buena como el sr. Aguirre. Para que suceda hoy harían falta filántropos bien concienciados; no piensan que sería más productivo que el futbol que es donde invierten: Panem et circenses. Una pena.
    Cojonuda la viñeta.

    ResponderEliminar
  2. El mecenazgo, como sucedió a principio del s.20, con las escuelas Aguirre (en Cuenca) fue una solución. Lo que el gobierno era incapaz de hacer lo hicieron gente buena como el sr. Aguirre. Para que suceda hoy harían falta filántropos bien concienciados; no piensan que sería más productivo que el futbol que es donde invierten: Panem et circenses. Una pena.
    Cojonuda la viñeta.

    ResponderEliminar
  3. Por diosss, Leonardo, elevas la categoría de este humilde rincón. El peligro y la ironía es que los futuribles patrocinadores sean multinacionales, y que una clase sobre nutrición saludable la patrocinara una empresa de bollería industrial, o la clase de medioambiente la patrocinara una petrolera. Vamos, que la pública ya no sería pública e imparcial. El mecenazgo de hoy en día tiene pocos intereses filantrópicos, en general. Pero que si me tengo que poner una camiseta de Coca cola me la pongo, ja ja.

    ResponderEliminar